INCIDENTE DE LIBERTAD PROVISIONAL BAJO CAUCIÓN.

 Todo inculpado tendrá derecho durante la averiguación previa y en el proceso judicial a ser puesto en liberad provisional bajo caución, inmediatamente que lo solicite, si se reúnen los siguientes requisitos:

I.- Que garantice el monto estimado de la reparación del daño; tratándose de delitos que afecten la vida o la integridad corporal, el monto de la reparación no podrá ser menor del que resulte aplicándose las disposiciones relativas de la ley Federal de Trabajo;

II.- Que garantice el monto estimado de las sanciones pecuniarias que en caso puedan interponerse;

III.- Que otorgue caución para el cumplimiento de las obligaciones que en términos de ley se deriven en cargo de razón del proceso, y:

IV.- Que no se trate de delitos graves así como calificados por la ley.

El monto y la forma de la caución que se fije, deberán ser asequibles para el indicado o inculpado. Para resolver al respecto, el agente del Ministerio Publico o el juez deberán tomar en cuenta:

1.- La naturaleza, modalidades y circunstancias del delito;
2.- las características del inculpado y la posibilidad de cumplimiento de las obligaciones procesales a su cargo;

3.-los daños y perjuicios causados al ofendido; así como la sanción pecuniaria que, en su caso, pueda imponerse al acusado o al inculpado.

Tratándose de delitos que afecten la vida o la integridad corporal, el monto de los daños y perjuicios, causados al ofendido no podrán ser menores del que resulte al aplicar las disposiciones relativas de la ley Federal de Trabajo.

NEGATIVA A LA LIBERTAD CAUCIONAL

En caso de delitos no graves, a solicitud del Ministerio Público el juez podrá negar la libertad provisional, cuando el inculpado haya sido condenado con anterioridad por algún delito calificado como grave por la ley o, cuando el ministerio publico aporte elementos al juez para establecer que la libertad del inculpado presenta por su conducta precedente o por las circunstancias y características del delito cometido, un riesgo para el ofendido o para la sociedad.

Por conducta precedente o circunstancias y características del delito cometido según corresponda, se entenderán cuando:

I.- El inculpado sea delincuente habitual o reincidente por delitos dolorosos, en términos de lo dispuesto por el código penal federal;

II.- El inculpado esta sujeto a sujeto a otro u otros procesos penales anteriores, en los cuales se le haya dictado auto de formal prisión por el mismo genero de delitos;

III.- El inculpado se haya sustraído con anterioridad de la acción de la justicia impidiendo con ello la continuidad del proceso penal correspondiente;

V.- El ministerio publico aporte cualquier otro elemento probatorio de que el inculpado sustraerá a la acción de la justicia, si la libertad provisional le es otorgada;

VI.- Exista riesgo fundado de que el inculpado cometa un delito doloroso contra la victima u ofendido, alguno de los testigos que depongan en su contra, servidores públicos que intervengan en el procedimiento, o algún tercero, si la libertad provisional le es otorgada;

VII.- Se trate de delito cometido con violencia, en acción delictuosa, pandilla o banda, o

VIII.- El inculpado haya cometido el delito bajo el influjo de estupefacientes o sustancias.

MODIFICACIÓN DE LA CAUSIÓN

El juez podrá, a petición del procesado, o su defensor, modificar la caución, reduciéndola, tomando en cuenta cuales quiera de las circunstancias siguientes.

I.- El tiempo que el procesado lleve privado de su libertad;

II.- La disminución acreditada de las consecuencias o efectos del delito;

III.- La imposibilidad económica demostrada para otorgar la caución señalada inicialmente, y

IV.- Otras que racionalmente conduzcan a crear seguridad de que no procurara sustraerse a la acción de la justicia.

La petición de reducción se tramitara en incidente que se sustanciara conforme a las reglas señaladas en el artículo 509.

 La caución fijada por el juez podrá elevarse cuando se acredite que la multa aplicable a los daños o perjuicios causados, son mayores que los originales fijados o, también podrá elevarse cuando el procesado haya simulado su insolvencia o recuperado su capacidad económica si atendiendo a estas circunstancias se le hubiera reducido.

La petición de aumento de la caución se le tramitara conforme a las reglas señaladas en el artículo 509.

De no otorgarse el monto de la caución modificada, en el plazo que el juez fije, se le revocara la libertad provisional que se le hubiere concebido.

Cuando proceda la libertad caucional, reunidos los requisitos legales, el juez le decretara inmediatamente en la misma pieza de autos.

 En caso de que se niegue la libertad caucional, puede solicitarse de nuevo y ser concedida por causas supervenientes.

CONSIDERACIONES PARA LA FIJACIÓN DE LA CAUCIÓN

 El monto de la caución se fijara por el juez, quien tomará en consideración:


I.- Los antecedentes del inculpado;

II.- La gravedad y circunstancias del delito delitos imputados;

III.- el mayor o menor interés que pueda tener el acusado en sustraerse a la acción de la justicia;

IV.-Las condiciones económicas del acusado, y

V.-La naturaleza de la garantía que se ofrezca.


NATURALEZA DE LA CAUCIÓN

La naturaleza de caución quedara a elección del acusado quien al solicitar la libertad manifestara la forma que elija, para los efectos de la fracción V del artículo anterior. En caso de que el reo, su representante o su defensor, no hagan la manifestación mencionada, el juez o tribunal, de acuerdo con el artículo que antecede fijara las cantidades que correspondan a cada uno de las formas de la caución.


EN QUE CONSISTE LA CAUCIÓN :
I.-En deposito en efectivo, hecho por el reo o por terceras personas, en el banco de México o en la institución de crédito autorizada para ello. El certificado que en estos casos se expida se depositara en la caja de valores del tribunal o juzgado, tomándose razón de ello en autos. Cuando por razón de la hora o por ser día feriado, no pueda constituirse el depósito directamente en las instituciones mencionadas, el juez recibirá la cantidad exhibida y la mandara a depositar en las mismas el primer día hábil.

II.-En hipoteca, otorgada por el reo o por terceras personas sobre inmuebles que no tengan gravamento alguno y cuyo valor catastral sea, cuando menos de un cincuenta por ciento mas del monto de la suma fijada, y

III.-En fianza personal bastante, que podrá constituirse en el expediente.


Cuando la fianza sea personal, el fiador deberá comprobar que tiene bienes raíces inscritos en el Registro Publico de la Propiedad de la jurisdicción del juez o tribunal, cuyo valor sea cuando menos el doble de la cantidad señalada como garantía, salvo cuando se trate de empresas afianzadoras legalmente constituidas y autorizadas.

Cuando se ofrezca como garantía, fianza personal o hipotecaria se deberá presentar certificado de libertad de gravámenes expedido por el encargado del Registro de la Propiedad del Distrito que corresponda, que comprenda un termino de diez años y constancia de estar al corriente en el pago de la contribución respectiva, para el juez califique la solvencia.

Los secretarios de los juzgados o del tribunal superior cuidaran de razonar los títulos de propiedad que se exhiban como garantía de la libertad provisional bajo fianza.

En el tribunal superior se llevara un índice en que se anotaran las fianzas otorgadas en el mismo o ante los juzgados de su jurisdicción, a cuyo efecto estos, en el termino de tres días deberán comunicarle las que hayan aceptado, así como la cancelación de las mismas, en caso para que también esto se anote en el índice. Cuando lo estimen necesario, los jueces solicitaran del Tribunal Superior datos del índice para calificar la solvencia de un fiador.


OBLIGACIONES CONTRAÍDAS CON LA LIBERTAD CAUCIONAL

 Al notificarse al inculpado el auto que le conceda la libertad caucional, se le hará saber que contrae las siguientes obligaciones:

1.- presentarse ante su juez cuantas veces sea citado o requerido para ello;
2.- comunicar los cambios de domicilio que tuviere y
3.- presentarse ante el juzgado o tribunal que conozca de su causa, el día que se le señale de cada semana.

En la notificación se hará constar que se hicieron saber al acusado las anteriores obligaciones; pero la omisión de este requisito no libra de ellas ni de sus consecuencias al acusado.


REVOCACIÓN A LA LIBERTAD CAUCIONAL

Cuando el inculpado por si mismo haya garantizado su libertad provisional bajo caución, esta se le revocara en los casos siguientes:

I.- Cuando desobedeciere, sin causa justa y comprobada, las órdenes legítimas del juez o sala que conozca de la causa, o bien cuando dentro de la averiguación incumpliere las dictadas por el Ministerio Publico;

II.- Cuando cometiere un nuevo delito que merezca pena corporal, antes de que la causa en que se le concedió la libertad este concluida por sentencia ejecutoria;

II.- Cuando amenazare o tratare de cohechar o sobornar a la parte ofendida, a los testigos que hayan depuesto o tengan que deponer en su contra, al juez, al agente del Ministerio Publico, al secretario del juzgado o al tribunal de Alzada que conozca de su causa;

IV.- Cuando el periodo de instrucción apareciere que el delito o los delitos por el cual se le sigue la causa, sea de los calificados como graves;

V. - Cuando no cumpla con alguna de las obligaciones a que se refiere el artículo 535 de este código;

VI.- Cuando el juez o la sala abriguen temor fundado de que se evada o se oculte el inculpado;

VII.- Cuando cause ejecutoria la sentencia dictada, y

VIII.- Cuando lo solicite el mismo inculpado y se presente a su juez.


Cuando un tercero haya garantizado la libertad del acusado por medio de depósito en efectivo, de fianza personal o de hipoteca, aquella se revocara:
I.-En los casos que se mencionan en el artículo anterior;
II.-Cuando aquel pida que se le releve de la obligación y presente al reo;
III.-Cuando con posterioridad se demuestre la insolvencia del fiador, y
IV.-En los casos del artículo 541 de este código.

En los casos de las fracciones I, II, III Y V del articulo 536 se mandara reaprender al reo y la caución se hará efectiva a cuyo efecto, el juez o la sala, tratándose de deposito, comunicara su ingreso definitivo al fondo auxiliar para la administración de justicia, en el caso de que la caución se haya otorgado en forma distinta, se mandara a hacer efectiva conforme al trámite que corresponda.

En los casos de las fracciones IV, VI Y VII del artículo 536, se ordenara la reprehensión del procesado.
Si se trata de las fracciones VIII del artículo 536 y II del artículo 537, se remitirá al acusado al centro de reclusión correspondiente.

DEVOLUCIÓN DEL DEPÓSITO

El juez o tribunal ordenara la devolución del depósito o mandara cancelar la garantía:

I.-Cuando de acuerdo con el artículo anterior remita al acusado al reclusorio correspondiente;

II.-En los casos de las fracciones IV, V Y VII del articulo 536, y la fracción III del articulo 537, cuando se haya obtenido la reaprehensión del acusado;

III.-Cuando este sea absuelto;

IV.-Cuando resulte condenado y se presente a cumplir su condena, y

V.-Cuando se dicte auto de libertad o se sobresea en la causa.

Cuando un tercero haya constituido depósito, fianza o hipoteca para garantizar la libertad de un reo, las órdenes para que comparezca este se entenderán con aquel. Si no pudiere desde luego presentar al reo, el juez podrá otorgarle un plazo hasta de quince días para lo que se haga sin perjuicio de liberar orden de aprehensión si lo estime oportuno. Si concluido el plazo concedido al fiador no se obtiene la comparecencia del acusado, se hará efectiva la garantía en los términos del artículo 538 de este código y se ordenara la reprehensión del acusado.

En los casos de revotación de la libertad caucional, se debela sir previamente al Ministerio Publico.